Un profesor, una agricultora y un albañil, víctimas del agua


Un profesor, una agricultora y un albañil son las personas que perdieron la vida la tarde del lunes cuando una fuerte lluvia, seguida de granizo, sorprendió a la población de Sucre.

Aquí les contamos la historia de estos tres infortunados que enlutaron a sus familias y a la sociedad capitalina en general.

SALIÓ TRAS SU VEHÍCULO

Víctor Hugo Rodríguez, de 28 años, oriundo de Sucre, era maestro de Matemáticas y estudiaba la carrera de Ingeniería Civil en la Universidad San Francisco Xavier. Él falleció por hipotermia y ahogamiento.

La causa de su muerte fue confirmada por el Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF), según informó el fiscal departamental de Chuquisaca, Mauricio Nava Morales.

Rodríguez salió bachiller de la unidad educativa Loyola de Fe y Alegría B en 2011, luego estudió la carrera de Matemáticas en la Escuela Nacional de Maestros “Mariscal Sucre”, pero en cuanto tuvo la oportunidad ingresó a la carrera de Ingeniería Civil.

Mientras cumplía esta actividad, para sostenerse económicamente se dedicaba a la venta de condimentos en la calle J. Prudencio Bustillos junto a su esposa, con quien tenía un hijo, según datos  recogidos entre sus amistades.

Cuando la tormenta se desató a las 18:20 del lunes, Rodríguez vendía sus productos en una tienda en compañía de su familia. El agua se acumuló rápidamente y empezó a discurrir por la J. Prudencio Bustillos con tal fuerza que, entre otros objetos, arrastró a su vehículo.

El joven salió corriendo tras su auto, en un intento desesperado por salvarlo, pero la incontenible corriente de agua lo arrastró en instantes. Nadie pudo hacer nada por Víctor Hugo.

Cuando las aguas bajaron y las calzadas volvieron a ser cemento, el cuerpo sin vida de Rodríguez apareció en la calle final J. Prudencio Bustillos, según reportó la Policía.

De acuerdo con lo que se observa en un video difundido en las redes sociales, un policía intentó reanimarlo dándole reanimación cardiovascular, pero ya era tarde. Víctor Hugo Rodríguez había fallecido dejando a un hijo y una joven esposa viuda.

SIXTA VENDÍA VERDURAS

La segunda víctima mortal de la lluvia y la granizada del lunes es Sixta Quispe, de 57 años, oriunda de la comunidad de Tecoya, municipio de Betanzos (Potosí).

Mujer dedicada a la agricultura, especialista junto a su familia en la producción de zanahoria, cebolla y lechuga, habitualmente comercializaba sus verduras en Sucre, según comentó el periodista de Betanzos Jorge Peñaranda.

El informe de la Policía dio cuenta de que Quispe, cuando ocurrió la lluvia, vendía sus productos en la J. Prudencio Bustillos, entre las calles Brasil y Perú, y no se percató de la fuerza del agua, que la arrastró ante la vista desesperada de otras personas.

Cuando bajó el caudal de las aguas, como no era encontrada, se la buscó por debajo de las casetas, donde finalmente la hallaron muerta.

A un principio hubo dificultades para reconocer el cadáver, pero un familiar lejano confirmó que se trataba de Sixta Quispe. Posteriormente aparecieron sus familiares cercanos, quienes se opusieron a que se le practicara la autopsia de ley.

El fiscal Nava Morales dijo que ella falleció por hipotermia y ahogamiento.

EN LA FINAL CAMARGO

Roberto Mamani, de 47 años y con domicilio en la zona de Lajastambo, era albañil.

Los primeros reportes oficiales de las autoridades señalan que aparentemente se trataba de una persona indigente, en vista de que cuando ocurrió la tragedia del lunes estaba solo y pasadas algunas horas nadie reclamaba su cuerpo.

Mamani falleció cerca de la zona San José. La información policial dice que este albañil fue arrastrado por el agua unos 50 metros hasta que chocó contra un vehículo y quedó atrapado, debajo de ese motorizado, en la calle final Camargo.

Se conoce que algunos vecinos fueron testigos del momento de la tragedia, pero, pese a sus intentos de brindarle socorro, nada pudieron hacer para rescatarlo.

“(La) causa de fallecimiento (es) asfixia mecánica por sumersión, ahogamiento”, precisó Nava Morales, antes de aclarar que solo en este caso se practicó la autopsia de ley.
¿Cómo actúa el Ministerio Público en caso de muerte por eventos naturales?

“Son temas por muertes fortuitas, en este caso por el tema de las lluvias, entonces no se apertura ningún proceso. Sí se ha hecho una autopsia (al cuerpo de Roberto Mamani) porque la primera persona que ha fallecido no tiene familiares; según los datos que se ha otorgado al fiscal de turno, sería una persona indigente que ha sido arrastrada por el agua hasta la final de la calle Camargo”, explicó el fiscal departamental de Chuquisaca, Mauricio Nava Morales, en una entrevista con "Desayune con Noticias" de Correo del Sur Radio FM 90.1.

“Por protocolo, el Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) sugirió seguir con la autopsia, porque pueden aparecer los familiares y después hacer la exhumación y todo eso es más complicado”, agregó.

Especificó que el levantamiento legal de los cadáveres estuvo a cargo del fiscal de turno, personal del IDIF y la Policía.

Uno de los cadáveres fue levantado legalmente en la calle final Camargo. Nava Morales detalló que a ese lugar acudieron “al llamado de los vecinos, que han ayudado y apoyado a sacarle a este señor de las aguas, donde estaba sumergido”.

Las restantes dos víctimas mortales por el fenómeno climatológico del lunes fallecieron en la zona del Mercado Campesino.
Un profesor, una agricultora y un albañil, víctimas del agua Un profesor, una agricultora y un albañil, víctimas del agua Reviewed by Eduardo on enero 06, 2021 Rating: 5

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.